viernes, 25 de noviembre de 2011

Preguntas Frecuentes - Sistema Igualitario Monetario. ¿Existirá un número telefónico especial cuando esté poseído y requiera de asistencia?





En el mundo actual a todas las cosas se les ha dado un valor económico y a las personas se nos ha valorado por los bienes que “poseemos”, como aquello que nos hace sentir seguros en la vida. Así en este sistema capitalista nuestra vida tiene el valor del seguro que hemos contratado.  El ejemplo más claro lo podemos ver en las personas “famosas” que aseguran sus vidas. Los futbolistas aseguran sus piernas, los cantantes aseguran su garganta,  las artistas aseguran sus pechos, etc. Este tipo de seguros por cantidades de dinero millonarias, nos muestran el valor que a esas personas les ha dado la sociedad, representan el máximo valor  que tiene una persona según el seguro contratado. El sistema económico actual ha hecho de la vida no solo una mercancía, sino que ha otorgado al dinero la función rectora que decide quien tiene o no valor como individuo, por el valor de sus bienes y no por la vida.

En el Sistema Igualitario Monetario (SIM) no necesitaras un seguro porque la vida es el único valor. Únicamente necesitas un seguro de vida si la vida no tiene valor. Por el momento en este mundo la vida  no tiene valor y por tanto el dinero es el único valor. 

En el mundo capitalista el individuo cuando requiere algún tipo de asistencia suele acudir a un seguro particular y para ello se dispone de un número de teléfono al cual acudir. La vida no puede depender de un número de teléfono que nos solucionen todo tipo de problemas personales, psicológicos, sanitarios, domésticos, etc. El ser humano tiene que ser educado como individuo responsable donde sea capaz de ver que aquello que vive es aquello que ha creado. Vive aquello que crea y el punto de partida de su creación es Uno mismo. Así todo acontecimiento en lo físico tiene como origen en como Uno ha creado su realidad. En un SIM el individuo será educado en el conocimiento de su propio diseño y como honestidad para Uno mismo, con todo y todos, como la Vida. Por ello no será necesario de un teléfono especial, pues será Uno mismo quien será capaz de tomar responsabilidad de la vida Una y afrontar las consecuencias de sus propias acciones.

En el proceso de instauración del SIM lo que existirá es apoyo y asistencia para todo ser humano para corregir cualquier miedo, paranoia o “ataque” que cada uno pueda generarse a nivel mental, para detener esa falta de honestidad con la propia vida. Será un proceso de responsabilidad como Uno mismo más que una “urgencia” y “ayuda en caso de posesión”. Lo que se realizará es un trabajo de prevención mediante la aplicación de las herramientas que conocemos: honestidad como Uno mismo, perdon como Uno mismo, y autoaplicación correctiva.