viernes, 18 de noviembre de 2011

Preguntas Frecuentes - Sistema Igualitario Monetario. ¿Terminará el consumo de alcohol en el Sistema Igualitario Monetario?





Sí, toda sustancia que provoque  estados alterados de la conciencia como alucinaciones, euforia, excitación o intoxicación serán eliminados en el Sistema Igualitario Monetario donde la vida será apoyada en lo físico y será realizada con control de la propia voluntad. La expresión de la propia libertad no puede estar condicionada por las sustancias que amplifican la mente y que llevan hacia la esclavitud de los sistemas de conciencia.

El alcohol está considerado como una droga dura aceptada socialmente vinculada a reuniones, fiestas y celebraciones sociales. Es una droga “dura” por su gran poder adictivo,  por los grandes efectos físicos y psicológicos que tiene a nivel individual, como hepatopatías, enfermedades neurológicas, mentales  y que provoca la muerte. También por  los grandes problemas que genera en la convivencia de las familias como maltratos, violencia, problemas económicos, etc. ; y por último por el precio que paga la sociedad debido a las bajas laborales, los costos sanitarios,  los accidentes de tráfico, etc.

Podemos observar como el etanol, está tan aceptado en la mayoría de sociedades de todo el mundo, que ha llegado a convertirse en parte del diseño que conforma la personalidad de los seres humanos.  Si nos fijamos, en el inconsciente colectivo han penetrado diferentes figuras mitológicas, una de ellas es  Baco, el dios del vino, y la palabra “bacanal” (orgías romanas) se origino como el nombre que se daba a las fiestas en honor a Baco. Es decir que alcohol y sexo van unidos en los sistemas de la mente.

En la actualidad es fácil encontrar una botella de vino en comidas familiares y en celebraciones sociales de manera que su uso se ha ido normalizando en la sociedad. Lo cierto es que las empresas que lo comercializan con su marketing han llegado a penetrar tanto en las “conciencias” de los individuos que su consumo es un hábito socialmente aceptado. Los sistemas capitalistas de producción permiten cualquier tipo de producto que pueda “inmovilizar” y “anestesiar” a los individuos y conseguir mayor rendimiento económico. Así las personas son consideras como simples consumidores más allá de todo efecto pernicioso para la salud.  

Por todo ello la sociedad actual vive en una esquizofrenia debido a que por una parte hay una gran facilidad al acceso de este producto en la mayoría de países y por otro la comunidad científica especializada critica  la permisividad de un producto que causa grandes daños y costes económicos tanto a nivel individual como social.

En el Sistema Igualitario Monetario, como en todo, hay que partir del sentido común, aquello que es mejor para todos, para valorar la conveniencia de su consumo. Está claro que para ello es necesaria una educación y ver cuál es el punto de partida de nuestra vida y que es lo que significa “vivir”.  Para vivir, es necesario ser uno mismo quien dirige su vida y no estar controlado por ninguna sustancia que suponga una evasión ni un autoconsumo/destrucción de la propia vida. Cuando veamos esto no será necesario “evadirse” pues cada uno aprenderá lo que significa tomar responsabilidad de la propia vida como aquello que es una e igual a todo y a todos. 

Se enseñara que cada uno afronte los resultados de sus actos de manera directa, y que si se agrede así mismo a través de sustancias tendrá que ver, con apoyo de especialistas y profesionales en la rehabilitación, cual fue el punto de partida de esa acción. Buscar estados alterados de la conciencia que llevan al descontrol de uno mismo y a la agresión al propio cuerpo físico no será tolerado en un mundo de igualdad donde la prioridad será  la vida en igualdad aplicando el sentido común, “lo que es mejor para todos”. 

Pero esto no se impondrá inmediatamente, habrá un proceso de implantación del Sistema Igualitario Monetario, donde todos podremos ver el uso que se puede dar a esta sustancia o que modos de producción pueden ser menos agresivos al cuerpo físico. Hasta que llegue el momento que todos por común acuerdo podamos concluir que el etanol no es una sustancia que permita “vivir” con total atención en el “aquí” como cuerpo físico que respira en honestidad junto a otros seres humanos, y con total responsabilidad de uno mismo y de todos.

Veremos que muchos conflictos personales y sociales serán eliminados al afrontar la vida con responsabilidad. Veremos que los motivos por los cuales muchas personas se hacen adictas al alcohol por motivos económicos y de marginación social no existirán más. La vida será puesta como principio rector del ser humano sin necesidad de buscar sucedáneos que la deshonren.

Investiva y unete por un mundo en Igualdad:  http://equalmoney.org/
http://www.youtube.com/watch?v=BbgrV--vovk&feature=channel_video_title