martes, 2 de agosto de 2011

El boicot en las Relaciones de amistad


El boicot en las Relaciones de amistad

El tema de las relaciones con amigos y conocidos es un tema que se me presenta a diario. Desde una perspectiva humanista y solidaria uno puede ver las relaciones de amistad como una comunicación necesaria con aquellos que conforman nuestra vida y nos aportan un punto de vista diferente o complementario al nuestro, y que nos pueden hacer comprender mejor la realidad. En cambio desde la perspectiva de lo que significa el Sistema Unificado de Conciencia me doy cuenta que para vivir en honestidad con uno mismo no puedo seguir aceptando palabras, juicios, ni pensamientos que fomentan la separación de lo que somos como unidad e igualdad.  No estoy dispuesto a mantener el autoengaño de lo que no somos.

Y para ello es necesario manifestar con la máxima claridad aquello que comprendo que nos está separando de esa unidad y que está promoviendo una mayor esclavitud en dicho sistema. Esto me ha sucedido en varias conversaciones con amig@s donde he “sacrificado” mi opinión para no generar tensión y conflicto. Una actuación estúpida porque él no manifestarme, más que generarme conflicto psicológico y evitar que la otra persona no se moleste y se sienta “acogida” y “tranquila”, lo que me veo es que participo de algo irreal, engañoso y esclavizante. Evidentemente que no se trata de con-vencer, vencer al otro con mas información y mejores argumentos. Ni de entrar en una dialéctica sin fin. Pero tiene que llegar el momento en la conversación donde uno tiene que expresar que no solo no participo de ciertos argumentos sino que además no quiero participar de un mundo de palabras sin sentido y de juicios que fomentan más separación. Es fácil observar que el egoísmo y la autocomplacencia guían esas tertulias.


Las relaciones de amistad son un ámbito donde buscamos automanifestarnos y en pocas ocasiones logramos realizarlo con total honestidad. Todos conocemos el juego de manipulaciones y de poder que se produce en este ambito. De manera que a veces salimos de ese encuentro como cuando salimos de un campo de batalla, viendo quien ha dado más tiros certeros y quien ha salido como vencedor y vencido. Comprendo que vivir en honestidad no es fácil, pues indica ser lo que Yo Soy con la propia vida y también a través de las palabras y para ello es necesario eliminar muchos de los programas sobre el lenguaje y sobre la educación social que que he recibido.  Hay un punto más, que me parece radicalmente diferente a otras propuestas de realización del Ser, es que con las palabras además de co-crear nuestra realidad, podemos mantener el inconsciente colectivo lleno de contenidos engañoso que nos atrapa aún más en un sistema de autoconciencia que genera más esclavitud.


Así es difícil avanzar como raza humana, siguiendo los mismos parámetros de relaciones como hasta ahora nos ha llevado a la situación en la que nos encontramos, de colapso y regresión en las libertades individuales. Todos dudamos y sospechamos de las intenciones que tienen los demás. La “teoría de la conspiración” puede ser una imagen global de lo que vivimos cada uno de nosotros en nuestro interior y en nuestras relaciones. Pensamos que alguien está conspirando con nuestra vida, Dios, el Gobierno, la Elite. Cuando somos nosotros quienes nos boicoteamos con nuestras palabras y con lo que manifestamos en nuestra vida.

Mi autoperdon con respecto este punto

Me perdono a mismo por haberme permitido y aceptado que las relaciones de amistad son necesarias para manifestar lo que Yo Soy.
Me perdono a mismo por haberme permitido y aceptado que las amistades pueden ayudarme a comprender mejor la realidad.
Me perdono a mismo por haberme permitido y aceptado que todo ser humano “necesita” relacionarse para convivir en una sociedad de bienestar.
Me perdono a mismo por haberme permitido y aceptado que la relación es un vínculo con otro individuo que es diferente a mí.
Me perdono a mismo por haberme permitido y aceptado porque no me daba cuenta de que relacionándome con otras personas me estaba buscando a mí mismo.
Me perdono a mismo por haberme permitido y aceptado que me buscara fuera, en las relaciones, como reflejo de lo que Yo Soy.
Me perdono a mismo por haberme permitido y aceptado que a través de las relaciones podía aprender a manifestar mejores sentimientos hacia los demás.
Me perdono a mismo por haberme permitido y aceptado reaccionar emocionalmente cuando alguien estaba en contra o a favor de mis opiniones.
Me perdono a mismo por haberme permitido y aceptado que los sentimientos y las emociones hacia los demás nos hacen más empáticos.
Me perdono a mismo por haberme permitido y aceptado por no haber visto, que tanto los sentimientos como las emociones, son energías que nos esclavizan en el juego de la mente.
Me perdono a mismo por haberme permitido y aceptado que no podía vivir sin sentimientos ni emociones.
Me perdono a mismo por haberme permitido y aceptado que la amistad es un ámbito donde la otra persona se tiene que sentir comprendida y acogida, cuando es la propia Vida en mi que realiza esa función.

Declaro que:
Yo Soy relación, pero no necesito la relación.
Yo Soy amistad, la vida que hay en mí y en mi entorno es yo mismo.
Yo Soy palabra viva, mi palabra manifiesta lo que Yo soy.