domingo, 3 de julio de 2011

Presentacion del blog

Presentacion del blog

Este blog lo he abierto para escribir, escribirme, lo que en la vida vivo como proceso de ser yo mismo. Siempre he tenido grandes resistencias a escribir, abrir blogs, webs, etc. Porque “pensaba” que todo estaba dicho y repetido en diferentes lugares y formatos. Pero hay algo que quiero expresar como individualidad que ha recorrido un ciclo de la vida y todo aquello que he permitido y aceptado co-crear: mi propio mundo, así como participar y mantener el tipo de mundo en el que habitamos.

Si tuviera que definir lo que he vivido hasta hace poco diría que ha sido un camino de “búsqueda”, búsqueda de lo que yo soy como persona y búsqueda de aquello que como persona quería dar sentido a la vida que me ha tocado vivir. Esta vida a través de mi cuerpo físico la he vivido durante mucho tiempo fuera de él, paradójico que se pueda “vivir” sin estar presente en tu propia vida. Y la verdad es que eso lo he hecho muy bien porque durante esa experiencia de vida, las enfermedades que he vivido se han presentado de manera contundente para darme la posibilidad, entre otras cosas, de prestar más atención a mi realidad física. Pero la mente fue más hábil.

La manera de escaparme de mi mismo ha sido a través de la mente. La mente que se ocupa de pensamientos, sentimientos y emociones. De pensamientos, sentimientos y emociones prestados por la herencia familiar, la escuela, la sociedad, las creencias, filosofías, modas, mass media, etc. Pero ni eran los míos, ni lo que Yo soy.

En ese trayecto doloroso para el cuerpo físico intente dar sentido  a esta vida, muy jovencito, 17 años, con prácticas de yoga y técnicas de meditación, después pasé por diferentes creencias religiosas, escuelas esotéricas, astrológicas,  diferentes escuelas “energéticas”, y alguna que otra técnica de lo que hoy se denomina New Age, que es como decir el nuevo formato de espiritualidad. Puedo decir que después de más de 30 años de recorrido ninguna, absolutamente ninguna, movió un ápice para que mejorara mi calidad humana ni mi relación con los demás. Lo único que me ha podido provocar algún cambio es la humillación, la frustración y la decepción, en definitiva el ataque a mi ego. Claro está cuando uno participa en esos grupos, para ser incluido mantienes un rol de creencias, gestos y actitudes donde se dice que la vida es maravillosa, que lo que no comprendas ahora ya te llegara el momento, que lo que no has conseguido es porque tienes expectativas, etc.etc…

En definitiva mi adaptación al diseño del “sistema de la iluminación”  fue intensa. Mientras, lo que yo buscaba no lo encontraba y en el mundo seguían los mismos abusos y más personas pasando hambre.  Tomo absoluta responsabilidad de todo ese proceso y lo que en él ha sucedido. Porque en definitiva he abusado de la mente y he puesto la confianza fuera de mí, de lo que Yo soy como uno e igual. Y tomando esa responsabilidad ahora digo que no más mente, y no más mantener el sistema de resonancia estructural de la mente por el que somos guiados todos los humanos-robots. 

Ahora me doy cuenta de que ya no hay búsqueda, de que solo hay “el aquí y ahora” momento a momento, respiro a respiro. De que no hay ni dios, ni demonio, ni bueno, ni malo, ni arriba, ni abajo, ni nada que buscar, todo aquí, adentro y afuera. De que todo aquello forma parte de la polaridad de la mente que esclaviza a todo individuo. Claro que uso la mente para transmitir mis pensamientos, pero como herramienta, no como guía. 

Todo lo que puede ser explicado en este mundo pertenece al sistema, a la ilusión, a maya, a  la Matrix. Y toda técnica, practica, información es conocimiento de cómo funciona el sistema y cuál es tu rol individual dentro del sistema. Y eso es lo que estoy parando en mí. Y eso lo hago desde el principio de que soy uno e igual a todo ser viviente que hay en la Tierra, con autohonestidad, ni mas, ni menos, ni pobre, ni rico, ni blanco, ni negro, independientemente de sus posesiones y de su rol en este mundo, igual y uno. Y quiero parar el mundo que he creado, en el cual he participado manteniendo tantas injusticias humanas, empezando por la propia. Pero no lo hago ni chillando, ni saliendo a la calle sino cambiándome y tratando a todos por igual, respetando la vida que quiere expresar cada cual y viendo que su vida también forma parte de mi mundo.
A todo eso lo denomino el proceso de ser uno mismo, ahí estoy.


Mi autoperdon con respecto este punto.

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado refugiarme en el mundo de la mente para comprender mi vida en este mundo y “trascenderla”.
Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado pensar que yo soy la mente y que ella  tiene todo los recursos para vivir en esta vida.
Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado que yo estoy sujeto a la limitación de la mente.
Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado que la limitación existe.
Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado que la mente es quien me explica mi vida a través de pensamientos, sentimientos y emociones.
Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado que las creencias, filosofías y religiones son un camino de conocimiento de lo que Yo soy, siendo todas ellas parte de la mente. Cuando Yo soy entendimiento.
Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado creer que alguien fuera de mi, dios, maestro, gurú, puede ofrecerme un camino de lo que Yo soy como uno e igual a todo el universo.
Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado por haber recorrido ese camino intentando transcenderme cuando lo que hacía era volverme más egocéntrico.
Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado separarme de los demás y de mi mismo en esa búsqueda.
Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado renunciar a mi familia para encontrar ese camino y generarles sufrimiento.
Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado porque esa renuncia y ese sufrimiento eran una proyección de cómo estaba mi vida, separada de los demás y renunciando a vivir.  
Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado por no respetar las indicaciones de mi cuerpo a través de la enfermedad.
Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado utilizar la enfermedad para mostrar mi valor y fuerza mental, cuando Yo soy fuerza y valor, y no necesito llegar a demostrarme nada de eso.
Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado utilizar la enfermedad para mostrar mi decepción sentimental, cuando Yo soy autosuficiente y no necesito de nadie para ser Yo mismo.
Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado utilizar la enfermedad para mostrar mi incapacidad de expresar lo que Yo soy como uno e igual.
Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado usar el cuerpo como expresión de mi mente y no como expresión de mi Vida. La vida no necesita justificarse se vive con lo que Uno es.
Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado vivir para justificarme ante los demás, especialmente con aquellos que yo les había proyectado mi poder. Cuando Yo soy poder.
Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado dar la imagen que los demás esperaban de mí en cada momento.
Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado dar el control de mi vida a esa imagen, creencias, y personas “más elevadas”. Cuando Yo soy auto-control.
Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado no dejar de buscar hasta que me di cuenta que en la auto-honestidad, en el pararse, en el desmantelar tu propia vida y la del mundo, no hay búsqueda, hay Vida.


No hay comentarios:

Publicar un comentario